Los tres niveles del horóscopo

13.6.16

El Corazón del Sol: NEPTUNO






NEPTUNO
Podemos bien decir que en Neptuno, “el dios del agua”, se sintetizan las energías astrales que inundan nuestro sistema solar; la fuerza magnética  que unifica por atracción, “el corazón del sol”.
Esta energía que también se agita en el corazón de la humanidad se expresa en el Amor que traen consigo sus Avatares, en el anhelo místico de todo hombre o mujer, en las tendencias altruistas y educativas que tienen como fin el bien estar humano, o a través del mundo natural (también del mundo animal) con su instinto materno y protector.





Neptuno para el Alma
En todo individuo con tendencias espirituales, (es decir más condicionado por la energía del Alma que por la fuerza de sus deseos personales),  Neptuno es el aspecto psíquico superior, aquel anhelo, sentimiento o emoción que impele a la conciencia hacia los principios espirituales. Es la correcta sensibilidad o comprensión amorosa que invoca la intuición o síntesis unificadora.  Es aquel ideal motivador que en la era Piscis tuvo su máxima expresión a través del Misticismo, y que en la era de Acuario es y se expresará cada vez más como sensibilidad Grupal, la cada vez mas ajustada comprensión, (desde el Corazón), del rol que en nuestra sociedad tienen que tener la honestidad, libertad, cooperación, solidaridad, justicia, igualdad, responsabilidad y dignidad.






Neptuno para la Personalidad
Para una conciencia condicionada básicamente por sus deseos personales Neptuno es el psiquismo inferior, aquel aspecto que vincula la emoción con las necesidades mas instintivas. Este psiquismo en si mismo no es negativo, a no ser que por cuestiones karmicas este contaminado por el egoísmo, en este caso, Neptuno es creador de confusión o desencanto. No hemos de olvidar que la poderosa energía neptuniana tiene tendencia a la impersonalidad, y que, en contacto con el deseo egoista tiende a estimularlo fuertemente, hasta el punto que su expansiva fuerza (desde el plexo solar/aspecto emotivo) es capaz de condicionar o desvirtuar el aspecto mental (la luz de la razón) generando así falsa ilusión, espejismo o excesiva sensibilidad. Aquí no hacemos referencia a la positiva relación que Neptuno (el psiquismo inferior) sabe mantener con una necesidad real o justo deseo personal, sino, a la nefasta relación egoísmo + psiquismo, relación que inflamada a través de las “brumas astrales” es la creadora de un falso sueño, un fatal romanticismo, un excesivo sentimiento de auto-conmiseración, un poder psíquico mal dirigido, un sentimiento de frustración mal encajado, en definitiva un estado psíquico mal entendido, que en el peor de los casos, (y con vigente actualidad), puede expresar-se como un  fanatismo militante y agresivo.






Neptuno para el Horóscopo del Alma
Podemos pensar que Neptuno será importante para una conciencia avanzada cuando en su carta natal se puedan observar una o mas de las siguientes condiciones:
-         Neptuno en conjunción con un ángulo (Ascendente, M. Cielo, Descendente, F. Cielo)
-         Un Cáncer o Piscis (agua) muy destacado en el mapa, ya que Neptuno es su regente.
-         Una conjunción, cuadratura u oposición de Neptuno con el Sol, Luna, Nodos o Regente esotérico del Ascendente.

En estos casos y en conciencia avanzadas Neptuno seguro se va a manifestar como el causante de algún tipo talento psíquico, el promotor de un noble e idealizado sentimiento capaz de sacrificio, sensibilidad, imaginación, visión, misticismo o fraternidad. El poder de Neptuno también podrá manifestar cierta tendencia a la añoranza y su soledad con intención de certificar en la conciencia la paz interna tan necesaria para avanzar en el camino.  

Ejemplos de mapas con un poderoso Neptuno
Como era de esperar hay mucho ejemplos de cartas de importantes almas donde Neptuno destaca con claridad, solo hay que mirar el espléndido Neptuno que de la misma carta natal de Jesús de Nazareth exponemos en varios artículos de este blog*.

   O el mapa natal de Hellena Blavatsky donde su Neptuno angular es el regente esotérico de su ascendente o Alma, fiel reflejo de la fecunda relación psíquica (plena de Amor) que mantuvo con los Maestros;  o el dignificado trino de Agua de Neptuno en Cáncer con Júpiter en Piscis que nos presenta el horóscopo de Vicente Anglada, y de ahí, entre otras cosas, su generosa capacidad psíquica para relacionarse con las fuerzas astrales.   
   O las tensas cuadraturas que Neptuno ejerce al Sol en los mapas de Barak Obama, Carl Gustav Jung o Franklin D. Roosevelt dando a entender una valiente y fecunda idealización del “padre ausente”.   
  O el gran poder idealizador de EEUU como nación, donde su Neptuno en conjunción al MC es el rector de sus 4 planetas en Cáncer.   
  O los espléndidos Neptunos de la activista por el voto femenino Emmeline Pankhurst (en Piscis) o del gran poeta chileno Pablo Neruda (en Cancer);  o la posición ajustada angular que Neptuno ostenta en los horóscopos del ocultista Max Heindel, la pensadora alemana Annah Arendt, la fundadora de la cruz roja Clara Barton, el cientifico Charles Darwin, el presidente americano Abraham Lincoln o el genio del renacimiento Leonardo da Vinci, mostrando la fuerte presencia que el Ideal sensible ejerció en sus vidas. 
  O ya en clave mística el importantisimo rol que jugó Neptuno junto con la Luna, “la madre”, en las cartas de  Bernadette Soubirous (la niña que “vio” a la Virgen de Lourdes), o Lucia dos Santos (la niña que “vio” a la virgen de Fatima), el “inocente”, karmico y poderoso talento psíquico de unas niñas que, gracias a la idealización de Maria/Madre,  fueron capaces de enraizar en el plano físico/astral una visión fecunda y sanadora.

. . . . . . .

En muchas de estas cartas podemos detectar un Sagitario importante, además de un Neptuno destacado y cierta poderosa  presencia de agua (Cancer o/i Piscis). Siendo Sagitario (6Rayo de Devoción) por excelencia el precursor del Ideal en el zodiaco. En estos casos la motivación (el aspecto agua que rige Neptuno) está muy dirigida por una actitud mental (fuego) enfocada (Sagitario).
Los horóscopos de Abraham Lincoln, Leonardo Da Vinci, Angela Merkel, EEUU, Darwin, Emmeline Pankhurst o Pablo Neruda, son un claro ejemplo de este apartado, donde un Sagitario Angular + Neptuno + Cancer o/i Piscis están combinados poderosamente.

El significado de un Neptuno “no” destacado en la carta
Cuando en un horóscopo de una conciencia/alma evolucionada no se manifiesta un Neptuno tan destacado debemos pensar que es debido a que en esta reencarnación esta Alma ya viene con un cuerpo psíquico o aspecto astral/emotivo (Amor) lo suficientemente bien equipado y equilibrado como para así poder prestar atención a otros aspectos igual de importantes a desarrollar, como son la Voluntad Espiritual (a través de Urano) o/i la Inteligencia Practica (a través de Saturno).




* Para poder observar el poder que Neptuno (según nuestro parecer) ejerce en la carta/alma de Jesús acudir al artículo publicado (en el blog en español): “Carta natal de Jesús de Nazareth (Reflexiones II)”, publicado el 04-02-2013.


David C.M. (logos.astrologiaesoterica@gmail.com)