Los tres niveles del horóscopo

22.12.11

Sagitario: correctos pensar y hablar

Por Ricardo Georgini


El trabajo de Hércules asociado al signo de Sagitario es espantar los pájaros del lago Estínfale. Sagitario es un signo de elevado idealismo,profunda reflexión y búsqueda de sabiduría. Este trabajo representa el correcto uso del pensamiento y el habla, para expresar cada vez más la verdad.
La región del lago Estínfale estaba recubierta de pájaros feroces. En inmensa cantidad, devastaban la vegetación de la región y contaminaban el lago. Cuando levantaban vuelo, era imposible ver con claridad el cielo y el sol. Hércules tenía la tarea de restablecer el orden.
El héroe intentó matar los pájaros de a uno, colocando trampas y lanzando flechas. Luego percibió que ese método no sería suficiente, ya que la cantidad de aves era enorme. Entonces Hércules hizo una pausa y reflexionó sobre la cuestión. Una idea le llegó a la mente. Tomó dos címbalos de oro que había recibido de Minerva y los chocó fuertemente. Ahuyentados por el tremendo sonido, los pájaros de desbandaron, y la paz volvió a la región.
Los pájaros simbolizan los pensamientos, ya que pueden volar con libertad para lo alto y ver más lejos, en una perspectiva más elevada y abarcativa. También simbolizan el habla, ya que, volando, pueden moverse con rapidez y viajar por el mundo. El pensamiento y el habla son fuerzas creativas muy poderosas.
El pensamiento nos permite ver posibilidades y captar lo nuevo. Algunas veces, una nueva visión se torna luego un nuevo modo de vida. Otras veces (probablemente en la mayoría), tiene lugar un largo proceso de maduración interna, de modo que gradualmente el nuevo pensamiento se refleja en nuestras emociones y deseos, y finalmente en nuestras acciones, comportamiento y relacionamiento. Cuando no comprendemos el funcionamiento de ese proceso interno, podemos imponernos exigencias precipitadas y entorpecer un proceso que estaba muy bien encaminado. Mas cuando comprendemos ese proceso de maduración, podemos cooperar pacientemente con él.
Los pájaros posados en el lago y alrededor representan aquellos pensamientos que no son nuevos, sino que ya se asentaron en nuestra vida emocional y física. Tales pensamientos constituyen una cristalización, condicionando y restringiendo nuestra vida. Cualquier pensamiento es siempre parcial, y sólo uno de tantas posibilidades, y sólo un grado en la escala. La verdad, el amor, la belleza, la justicia son siempre mayores que cualquier pensamiento o teoría. Por eso no debemos estancarnos en nuestra visión actual, sino siempre seguir adelante, buscando renovar nuestros pensamientos y buscando una comprensión todavía más amplia y profunda.
La pausa reflexiva de Hércules representa el silencio meditativo, cuando la mente busca ir más allá de los pensamientos e interpretaciones actuales, abriendo espacio para lo nuevo. Habiendo captado una nueva idea, Hércules usa el sonido para anclarla y dispersar los pensamientos antiguos que no le sirven más. Minerva es la Señora de la Sabiduría, y el toque de los címbalos de oro representa el uso de la palabra para expresar nuevas ideas, una comprensión renovada y un flujo fresco de inspiración. A través del poder creativo del habla, nos recreamos y transformamos nuestros patrones en la vida, sustituyendo lo viejo por lo nuevo.
Ricardo A. Georgini
ricardogeorgini@yahoo.com.br

28.11.11

Sagitario: veo, alcanzo esa meta y luego veo otra


Por Joanna García

Saludos cordiales!!

Tanto independientemente, como humanidad en si, estamos viviendo un proceso acelerado que mantiene en sentido de alerta nuestra atención.

En el Equinoccio de Aries, desde ese Cero de Aries, en el cual las energías de lucha que siempre manifiesta en su primer estadio Marte, como Regente Exotérico y Mercurio como Regente Esotérico a través de la marcada acción de Armonía y Conflicto, se iniciaron un ciclo de reacciones cuyo resultado es casi vertiginoso si observamos los movimientos de la Primavera africana, el movimiento de despertar de los jóvenes de todo el mundo en su sentido de indignación ante todo cuanto de obsoleto y castrador les presenta el futuro, así como la caída de líderes que parecían intocables.
¡¡Son realmente nuevas Metas que se abren ante millones de seres!!
Representa un despertar de la masa dormida y una búsqueda de la propia identidad. Ese proceso es totalmente necesario, para que se puedan formar los siguientes desarrollos que llevarán a un despertar distinto, esta vez hacia la evolución interior.
Escorpio ha motivado, ha encendido con más energía aún, lo iniciado en Aries. Escorpio siempre mata para renacer y en un Signo tan profundo donde Urano, el libertador de toda opresión se exalta, se exige por parte de la humanidad un cambio de los valores que forman parte del eje de Tauro-Escorpio. 
¡¡Economía, política, educación...todas las columnas que contribuyen a ese nacimiento de una nueva consciencia están siendo cuestionadas !!
Todos esos procesos han aligerado posiblemente más de lo creemos nuestro equipaje en cuanto a todo lo que no nos es necesario y, en el caso de que no lo comprendamos así, Plutón desde la fortaleza de Capricornio tomará la determinación, tanto a nivel mundial como individual,  preparándonos para recibir el mensaje y la energía de unos de los Signos más bellos y libres del Zodíaco;  Sagitario.
Júpiter, su Regente Exotérico se encuentra en Tauro, incidiendo en la protección de los valores, en todo el amplio sentido que dichos valores representan.
Presiona con su fuerza a uno de los estamentos que rige; a la Banca, a la nueva forma de tratar y comprender una de las energías más poderosas del mundo; el dinero.
Sin duda alguna, dentro del caos que en ese aspecto estamos viviendo, se encuentran discípulos con un nuevo magnetismo y una nueva forma de entender ese tremendo poder.
Existe un Plan sobre la Tierra. No olvidemos no obstante, que el tiempo dentro de ese Plan, no es todo lo rápido que como seres humanos quisiéramos. 
Dos son los importantes significados que se mueven y aunque en diferente dimensión, ofrecen una misma oportunidad y responsabilidad, cuando hablamos de Sagitario, ya que toda la Cruz Mutable se mueve y en este caso, Géminis en especial por su poder en la palabra.
La importancia y la calidad de la palabra, del lenguaje que empleamos al hablar y especialmente, al pensar, ya que es esa la forma en que íntimamente permitimos que el alma se comunique con nosotros.
Si continuamente expresamos nuestro desprecio hacia los políticos, hacia quienes cometen estafas que prácticamente duelen, hacia quienes manipulan, desafortunadamente estamos dando una fuerza indescriptible a ese negativo poder o forma de actuar. 
No quiere decir que no tengamos opinión, pero intentando hacerlos desde esa difícil, pero necesaria “indiferencia”.
El don de la mente es uno de los mayores regalos que tan sólo posee el reino Humano, siendo también una de sus mayores responsabilidades. 
Puede parecer infantil, pero si por cada vez que emitimos nuestra disconformidad, otras dos, enviásemos luz y ayuda para que la claridad y la luz pudiesen llegar a los centros en donde se toman decisiones que nos afectan, para que esa fuerza de nuestro pensamiento actúe sobre las mente de quienes dirigen, ¿no sería posible que todo ello tuviese efecto?
Desde los Trabajos de Hércules, se otorga una tremenda importancia al insoportable ruido con los que determinados pájaros atormentaban hasta la locura a la gente del poblado.
Ese mismo tormento es el que el pensamiento incontrolado, las dudas, críticas,  temores y emociones, se emiten desde la personalidad y alejan a nuestro auténtico Ser.
La intensidad de los tiempos que estamos viviendo, se incrementan con las mencionadas energías recibidas de Escorpio y que recoge Sagitario, para revitalizar el imparable despertar de la Humanidad.
6º - Marte emanando su Sexto Rayo como Regente Jerárquico en Sagitario,                
      puede lograr la devoción y el idealismo equilibrado. 
5º – Rayo. Mente controlada en proyectos válidos para la totalidad.
4º - Rayo. Necesidad, fuerza proporcionada por el fuego para conseguir las tan necesarias
      correctas relaciones.
2º   Rayo. Regente exotérico de Júpiter emanando Amor-Sabiduría.
3º   Rayo. Regente Esotérico. La Tierra y el reto de una mente cada vez más   
     discernitiva.
Son realmente tiempos, vivencias y energías para que todos como Humanidad adelantemos, seamos ayudados y consigamos ayudar. Son momentos de unirnos en plegaria, en sentimiento íntimo y compartido de amor y de altruismo.
Júpiter representa todo el trasfondo humanístico y filosófico que hemos conseguido ciclo tras ciclo, expresándose  a través de la necesidad de la comunicación con otros seres.
Cualquier persona que comprenda la importancia de la comunicación, siente alegría cuando llega el mes de Sagitario.
Con mayor o menor tino, estamos todos en el camino de la búsqueda espiritual y es este un mes para no desaprovechar un solo día. 
Cada una de las Doces Casas tienen un especial interés en nuestra vida, todas ellas son partes esenciales de nuestro interior y de nuestras vivencias exteriores, son Mansiones del Alma,  pero quizás la Casa Nueve puede mostrarnos, la amplia avenida por donde discurren los mensajes del Alma. 
Sagitario es en especialmente la Casa del Alma; en ella encontramos nuestros deseos de autenticidad, de alegría de vivir tanto lo cotidiano, como lo que consideremos como especial. 
Ese es uno de los motivos  de que este mes sea tan especial. En todos nosotros está vibrante una Casa Nueve bajo el Signo que sea, pero con la energía subyacente de Sagitario. En el tema de todos, está situado Júpiter y desde la Casa en donde emite su fuerte energía, está hablando de Casa Nueve y de Sagitario.
¿Podemos en el silencio total del alma, visualizar esos tres aspectos que hay en Sagitario?.
-Centauro… dualidad adherida y fusionada
-Arquero…  no adherida.
-El Arco y la Flecha… Liberación y centralización
La belleza entre el Centauro y el Caballo Blanco, indica que este último se ha convertido en un vehículo sabio, obediente y receptivo al Alma. Ya no debe hacer  como el Centauro volver de nuevo hacia atrás para recoger y comprender las flechas emitidas al aire con entusiasmo pero sin la necesaria madurez. Cuantos y cuan hermosos significados tiene el visualizar la imagen de un fulgurante Caballo Blanco. El sentimiento de pureza y luz acompaña esa visión, motivado por diferentes significados. La lenta evolución del ser humano en la búsqueda y anhelo de esas dos cualidades mencionadas, pueden ser intuidas en las vivencias como Centauro, posteriormente como Arquero y en la comprensión de la divina energía de Sagitario, como Arco y Flecha.
El Fuego de Sagitario y el Aire de Géminis, son un amable gesto para una mayor oportunidad de comunicación en todos los ámbitos de nuestra vida.
Lecturas, libros, editoriales, proyectos para plasmar en un libro, las inquietudes que el Alma emite… todo ello cobra un mayor poder en este mes.
Las Lunas en Sagitario, aún no siendo el Fuego, su Elemento idóneo, suelen tener una gran profundidad, un fuerte amor por la enseñanza y facilidad para traspasar lo que se siente en el interior.
Shamballa, La Jerarquía, Los Maestros y Su bendita actividad puede llegar más que en otros momentos a quienes transitan o desean hacerlo, por el Sendero.
Desde el corazón.
Joana

18.11.11

Escorpio: humildad e iluminación

 Por Ricardo Georgini

El trabajo de Hércules vinculado al signo de Escorpio es la destrucción de la hidra de Lerna. Escorpio es un signo de conflictos y luchas, y de profundidad e intensidad. Este trabajo representa la búsqueda de una actitud más clara y abarcante respecto de los desafíos y embates de la vida – lidiando con sus causas ocultas, y no sólo tratando los efectos.
La hidra era una serpiente mostruosa de nueve cabezas. Cuando era atacada, se fortalecía con cada golpe, en vez de debilitarse. Y si una cabeza le era cortada, le crecían otras dos en su lugar. Tal monstruo asqueroso había hecho su morada en el pantano de Lerna y apestado el agua de toda la región, provocando enfermedades y muertes. La tarea de Hércules era eliminar la causa de la contaminación.
En medio de la atmósfera nebulosa del pantano, Hércules buscó en vano a la hidra. Finalmente, encontró algo: una caverna profundamente oscura. Comenzó a tirar flechas llameantes al interior del cubil. La hidra salió furiosa, atacando al héroe. Y Hércules la combatió con coraje, hasta percibir que no lograba progresar en su lucha contra ella. Entonces, se arrodilló y la agarró, irguiéndola bien alto, más allá de la atmósfera del pantano. Expuesta al aire puro y la luz, la hidra no podía vivir, y sus cabezas morían.
La hidra representa los impulsos inferiores y complejos que residen en la caverna oscura del inconsciente y comtaminan la mente, el corazón y la vida humana. Es el conjunto de todos los pensamientos, emociones y deseos excesivos, desequilibrados, mal trabajados. La hidra existe en el interior de cada uno de nosotros, sin excepción, ya que hace parte de la naturaleza humana. Encontrarla y enfrentarla requiere un tremendo coraje, y es un trabajo para el Hércules que también existe en nosotros.
Normalmente, al entrar en contacto con las enseñanzas espirituales, las interpretamos de manera simplista, distorsionada e ilusoria. Naturalmente, lo hacemos sin percibirlo, con mucha dedicación sincera, pero com poca inteligencia espiritual. Así, imaginamos que, en el camino espiritual, deberíamos luego librarnos de todas las tendencias inferiores, todo miedo, rabia, ambición, vanidad, orgullo, etc. Pero lo que sucede, entonces, es que todo eso sólo está escondido en nuestro inconsciente, y continúa contaminando nuestra vida interna y externa.
Uno de los principales requisitos para la iluminación de la conciencia es la humildad, representada por Hércules al arrodillarse. Ella nos permite reconocer que somos como cualquier otro ser humano, sujetos a las mismas fallas, dificultades y limitaciones. Entonces, no pretendemos ser diferentes, especiales o mejores. No fingimos – para nosotros mismos y para los demás – que no tenemos dentro de sí todas las tendencias que son comunes a todos los seres humanos. Así, podemos encarar con naturalidad y madurez lo que quiera que surja dentro de nosotros. Y podemos no luchar contra ello, sino elevar nuestro problema a otro nivel de comprensión.
Un problema no puede ser resuelto a partir del propio nivel en que fue creado. La resolución viene a partir de un nivel más alto. Cuando alcanzamos una perspectiva más elevada – y por lo tanto, más abarcante y comprensiva –, podemos conocer las causas de una situación y entonces cambiar la manera en que lidiamos com ella. Em las alturas de uma mentalidad sabia y amorosa (la luz y el aire puro), podemos comprender que todo lo que existe em nosotros es bueno, en tanto sea mantenido en su justa medida, en su correcto lugar y en su momento apropiado. No hay nada a ser combatido o exterminado dentro de nosotros, sino sólo comprendido y reajustado.
Ricardo A. Georgini
ricardogeorgini@yahoo.com.br

8.10.11

Libra: moderación y equilibrio

Por Ricardo Georgini


El trabajo de Hércules relacionado al signo de Libra es la captura del jabalí de Erimanto. Libra es un signo de moderación y energía equilibradora, y este trabajo representa la búsqueda y conquista de esta notable cualidad: equilibrio. Es una cualidad que podría parecer simple o banal; en verdad, es muy difícil de ser alcanzada y requiere elevada sabiduría.
En el Monte Erimanto, un jabalí gigantesco devastaba toda la región. Hércules recibió la tarea de capturar al feroz animal. En el camino a la montaña, el héroe encontró a su amigo Folo, un centauro (mitad hombre, mitad caballo). Hércules olvidó su tarea, y los dos se quedaron conversando y bebiendo. En medio de eso, se inició una lucha con otros centauros, y Hércules acabó matando accidentalmente a su amigo.
Con la tragedia, el héroe recordó su tarea y retornó a ella. Persiguió al jabalí montaña arriba, de modo que huyese siempre hacia lo más alto. Em la cúspide, el jabalí no tenía mucho espacio para esquivar, com lo que Hércules colocó una trampa y luego capturó al animal. Hércules condujo al jabalí montaña abajo asegurando sus patas traseras y empujándolo como una carretilla. En el camino, todos se alegraban y reían ante tal inusitada escena.
En el mito, Hércules representa al alma o Yo Superior. El jabalí salvaje representa nuestra naturaleza inferior: nuestros apetitos, instintos, hábitos, preferencias, deseos. El trabajo consiste en equilibrar estas dos partes de nuestro ser, superior e inferior, y traerlas a un estado de cooperación, cada una desempeñando su debida función. Hércules conduciendo al jabalí representa tal equilibrio y cooperación dentro del propio individuo, de modo que el alma se exprese perfectamente a través del cuerpo. 
Esta conquista tiene lugar en lo alto de la montaña. Con su forma triangular, la montaña es un símbolo de la conciencia espiritual. Subir una montaña significa elevar la conciencia. Así, para alcanzar equilibrio y cooperación internos, es preciso buscar una perspectiva superior, más amplia y sabia, que pueda comprender el correcto rol de cada cosa – dentro y fuera de nosotros. Con tal visión exhaustiva, podemos juntar correctamente todas las piezas del rompecabezas de la vida, y componer un todo armonioso.
Los lados opuestos de la montaña están cada vez más próximo uno del otro a medida que subimos. En la cumbre, ya no existen lados, sino sólo un punto de síntesis. Para elevarnos, debemos estar dispuestos a soltar los extremos. Es la moderación la que posibilita la elevación. En el trato con nosotros mismos, con la situaciones de la vida y con otras personas, las actitudes raciales y extremistas producen distanciamiento y separación. Nos apartamos de las personas y la realidad de la vida, y dentro de nosotros mismos las cosas también están desconectadas. La moderación es una apertura para el otro, lo diferente, lo nuevo. Hace posible la expansión y la elevación de la conciencia.
Pero eso tampoco significa ser condescendiente con los otros o nosotros mismos. En el mito, el encuentro de Hércules con Folo representa la búsqueda del placer independientemente del deber. Cuando Hércules quiso agradar al amigo y a sí mismo, el resultado fue el dolor. Tenemos que estar atentos, ya que siempre existe la tentación de hacer aquello que es más fácil y placentero, en vez de aquello que es justo y correcto. Por otro lado, con el cumplimiento del deber, el mito termina en risas y alegría. Cuando hollamos el camino de la moderación, atentos al deber, buscando equilibrio y cooperación, el resultado es una genuina alegría, que se irradia.
Ricardo A. Georgini
ricardogeorgini@yahoo.com.br

11.9.11

Virgo: comprensión amorosa

Por Ricardo Georgini


El trabajo de Hércules ligado al signo de Virgo es la toma del cinturón de Hipólita. Virgo es el signo de la recepción, el cuidado y la nutrición, y este trabajo representa la delicada tarea de acoger, al mismo tiempo em que buscamos orientar correctamente, todo lo que existe dentro y fuera de nosotros.
Hipólita era la reina de las amazonas, uma comunidad de mujeres guerreras que vivían aisladas de los hombres. Ella recibió de Venus un cinturón, y la tarea de Hércules era obtenerlo. Luego de llegar al reino de las amazonas, el héroe se trabó em lucha com Hipólita. Le arrancó el cinturón, matándola. Sólo entonces percibió que ella no deseaba luchar y le hubiera entregado libremente lo que buscaba.
Desolado ante su error, Hércules regresaba a casa por una pendiente marítima, cuando oyó los gritos de la doncella Hesíone. Um monstruo marino acababa de tragársela. Olvidándose de sí mismo y de su dolor, Hércules se lanzó al mar y nadó hasta el monstruo. Entró por la boca de la criatura y descendió hasta su estómago, tomó a Hesíone con su brazo izquierdo y con la mano derecha usó la espada para abrir la barriga del monstruo y salir de allí. Así, Hércules se redimió de su error anterior. Y sólo así el trabajo fue completado.
Parte de la belleza del mito está en el hecho de que Hércules a veces cometía errores, como nosotros, y tenía que volver atrás y reenderezarse. Venus es la Señora del Amor y la Unidad, y el cinturón del mito es un símbolo de unión. La unión es algo que sucede entre dos, y el verdadero trabajo de Hércules era unirse con Hipólita. Sin embargo no lo comprendió, y buscó obtener la unión, paradójicamente, sin tener en cuenta aquella com quien debería unirse.
Las amazonas representan el lado material de la vida, cuando está disociado del espiritual. Hércules representa al Yo Superior o nuestra esencia espiritual. La meta para los seres humanos es la perfecta sintonía entre la vida material y la vida espiritual. En el camino espiritual, el cuerpo, los hábitos, la familia, el trabajo, el dinero y todo lo demás no deben ser descuidados, anulados o eliminados. Deben ser acogidos y comprendidos a partir de una perspectiva más profunda y amplia. Deben por ende ser amorosamente ajustados para que reflejen los principios y valores espirituales.   
Toda la espiritualidad tiene que ver con la unión. La palabra “religión” viene de “religar” (lo humano com lo divino). El término oriental “yoga” significa integración o unión. La unión sucede por dentro (entre lo material y lo espiritual en nosotros) y por fuera (entre el yo y los otros, el yo y la colectividad). 
Unirse con el outro es también un gran desafío. Tener a otro en cuenta es um gran desafío. Parece simples, pero muchas veces, no comprendemos que el otro es otro, no es como uno. Tiene su propia historia, sus motivaciones, su manera de pensar y de hacer las cosas...tiene su propia misión y contribución. La paz, la justicia y la fraternidad –entre personas y entre pueblos– no pueden ser impuestas unilateralmente; tienen que ser construidas conjuntamente, com la contribución propia de cada uno.
La manera em que Hércules salvó a Hesíone representa el proceso por el cual el espíritu acoge, eleva, redime e ilumina a la materia. Representa también la disposición de ir en dirección al otro, percibirlo, mantenerse a su lado y cooperar con él. En su errónea relación com Hipólita, Hércules buscaba obtener y tomar, pero en su correcta relación com Hesíone, buscó comprender, servir y dar. 
Ricardo A. Georgini
ricardogeorgini@yahoo.com.br

29.8.11

Intuición (II)






                  La Intuición ( II ) y sus correspondencias planetarias.


La intuición es un proceso muy estrechamente relacionado con la palabra Amor o la capacidad de Unir.
En ultima instancia, este universo todo, es una expresión del Amor de Dios, pero si lo analizamos desde una vertiente mas próxima y para definir el Amor utilizamos las palabras generosidad, expansión, comprensión, sensibilidad, sentimiento y imaginación, los planetas aquí mas relacionados son: Neptuno Jupiter y Venus.


Neptuno es el gran rector del pisiquismo, tanto inferior como superior, de ahí que en muchos Amores llamados flechazos, reales o no, Neptuno esté presente, y de ahí también que en su vertiente mas epiritual esté muy presente tambien en las cartas de grandes creadores y místicos.

Observar la “impresionante” fuerza de Neptuno y la Luna en las dos cartas* de las niñas que vieron a la Virgen, tanto en Fatima como en Lourdes. En ellas se ve claramente la capacidad de Neptuno para espiritualizar la materia-Luna (Maria) a través del Amor generado en el sentimiento devocional (plexo solar).
Tambien es muy importante observar en estos dos casos místicos, como el regente esotérico del ascendente (Alma) participa de forma importantisima de la relación Luna-Neptuno.

Asi pues el planeta que marca el contacto con el principio Cristico es Neptuno, la flexibilidad, empatia, sensibilidad, imaginación .., son palabras clave para acceder al plano Budico, el lugar donde es posible unir la pequeña voluntad humana con la realidad suprema.
Neptuno, esotericamente es considerado “el corazón del Sol” (Amor) y es junto con Urano (Voluntad Espiritual ), y Saturno (Inteligencia Practica), uno de los tres sintetizadores de nuestro sistema solar.


Ahora bien para acceder al plano intuicional, no solo hace falta una fuerte “evocación amorosa”, si no que ademas hay que tener el “don” de Jupiter: capacidad de expansión a traves del Amor Incluyente. Jupiter es el gran dador de vida del zodiaco, el gran servidor capaz de incluir en su interior a todos. Por lo que la actitud positiva y la generosa confianza son necesarias para que la intuición tenga un reflejo correcto en el corazón.


Y por ultimo Venus, el planeta que relaciona el Alma con nuestro entorno, la energía que mejor unifica la dualidad. Es precisamente la cualidad Venus la que llevará nuestra intuición al mundo objetivo como servicio a los demás.


Antes de concluir hay que tener presente a Mercurio, ya que el es el constructor del Antakarana, el
camino interno por el cual la información Espiritual es transmitida a los tres cuerpos inferiores, y por tanto su función constructora es necesaria antes de que lo expuesto mas arriba sea dado.

Solo en caso de necesidad muy extrema la intuición pude ser revelada de forma inconsciente, esto ocurre cuando el conflicto generado en los cuerpos inferiores es capaz de evocar a las fuerzas del Amor en demanda de una muy necesitada solución. Esta situación suele estar reflejada en la Luna cuando vela a Neptuno, la persona no es capaz, de ahí el velo, de comprender el significado emocional o de Amor (Neptuno) que reside detrás de la forma (Luna), esto le genera un fuerte malestar, la fuerza del cual es capaz, a través del Alma y de forma incosciente, de obtener una intuición curativa. En este caso, Marte es el regente del plexo solar y no Neptuno el cual permanece velado.




Como dice el proverbió: “Los arboles impiden ver el bosque”

La intuición es ver el bosque, ver en los muchos el “uno” y eso es posible una vez han sido explorados y agotados los recursos de la mente inferior, para dar paso a la capacidad de entrar en el mundo de las causas, pensar en el todo y sintetizar con la confianza del corazón.

David c.m.


*Lucia do Santos: 22 mars 1907 a las 20h37, Aljustrel, Fatima (Portugal)
  Bernardette Soubirous: 7 enero 1844 a las 14h00, Lourdes (France)

I

25.8.11

Virgo








LUNA NUEVA EN EL SIGNO DE VIRGO

De nuevo los movimientos en el firmamento nos indican la forma correcta de actuar para que nuestro avanzar en el sendero pueda tener mejores resultados.
Cuando la Luna desaparece, se crea un estado de consciencia pura, de silencio, de tendencia a la no actividad tanto física como especialmente mental. La naturaleza se recoge y repliega sus energías, para comenzar con un nuevo ciclo que inspirará con nuevos proyectos nuestro ser. En ese momento de nueva lunación, es interesante comprender qué luz y color, qué mensaje y energía fluyen hacia nosotros a través del Signo en el cual esa luminaria comienza su camino. Si no lo observamos, las propias energías que no desaparecen ni se desperdician nunca, obrarán por nosotros en forma que posiblemente no sea la más adecuada.
Si en ese momento de Luna nueva nuestro proyecto contiene espejismo o ilusión, en el bendito momento de la Luna Llena, cuando las energías más vibrantes nos inundan, será la desilusión o la dificultad lo que sentiremos y esto tan solo de nosotros depende.
Formamos parte indisoluble del Sistema Solar y somos afectados por él. Podemos absorber la paz de la “no luna” y comenzar con nuevas fuerzas, al igual que cuando hemos dormido bien durante la noche y nos encontramos con nuevas fuerzas. Nos ayudará sin duda a conseguir ese estado, una actitud de serenidad mental y espiritual.
Los Signos y los Planetas son sencillamente “vidas encarnadas”, por ello la necesidad de alinearnos al máximo con su mensaje.
A Virgo se le llama “el vientre del tiempo” en el cual se plantan las semillas de los más grandes valores. Posiblemente sea uno de los signos más desconocido en su profunda espiritualidad ya que en el momento adecuado nos conecta con el principio Crístico.
En Virgo encontramos las potentes energías de:
Primer Rayo. Voluntad de iniciar.
Segundo Rayo. Voluntad de unificar.
Tercer Rayo. Voluntad de armonizar.
Sexto Rayo. Voluntad de Causar
Cuarto Rayo. Voluntad de armonizar a través del Conflicto.
El campo energético de Virgo tanto impulsa a un Sistema Solar, a un planeta o a un ser humano, hacia la evolución, hacia la perfección de todo aquello que sentimos como auténtico. Ese impulso, es el principio Crístico.
Virgo alimenta el plan de cada alma.
  El Signo de Virgo es probablemente uno de los menos conocidos en su profundo nivel, ya que es más aparente su introversión, el excesivo análisis que puede llegar a veces hasta la obsesión, la casi inevitable opinión que como etiqueta difícil de cambiar hace de la persona que acaba de conocer, o de las opiniones nuevas que percibe. Esa es una forma realmente limitada de considerar la intensa importancia de la energía que fluye a través de Virgo.
Es el signo más significativo del zodiaco por su energía de protección, de nutrición de la materia, de la forma física, para poder en el momento apropiado, revelar la realidad espiritual oculta en esas formas.
Aquí, la materia de la tierra de Virgo protege el germen de la vida crística; esa materia ampara y nutre el alma oculta que espera siempre para emitir sus destellos.
En su concepto de Madre cósmica, la vemos como madre de Krishna, Budda y Cristo.


En Virgo podemos intentar comprender a Eva que sosteniendo la esfera celeste en sus manos y desde el plano mental, nos introduce en el deseo de obtener conocimientos.
Desde el plano emocional, Isis obliga a enfrentar los espejismos nacidos de esos conocimientos, viviendo devociones y misticismos que al ir lentamente apartando los velos que cubren esa verdad, nos llena de profundas aspiraciones.
María a través del plano material nos lleva al nacimiento a través de actos de auténtico servicio, uniendo matera y espíritu.
Eva, Isis y María nos llevan a “darnos a luz a nosotros mismos”.
Virgo expresa también las grandes artes, ya sea la música, la pintura, las ideologías o los movimientos importantes que crean cualquier cambio en el campo humano. Todos estos campos son alimentados por Virgo.
Al igual que la humanidad tiene un Plan, cada una de nuestras almas guarda en su interior el mismo propósito y, en Virgo se reactiva nuestro propio Plan. Por eso se dice que Virgo sirve por igual al espíritu y a la materia.
El espíritu se apropia de la materia, porque sin la materia el Alma no puede actuar y la materia lucha por hacer salir, brillar, facilitar la salida de la Luz que hay en su interior.
La materia asciende y el espíritu desciende.
Este próximo domingo cuando celebremos la Luna Nueva ¿cuál será la semilla afín a nuestro propósito de Alma que plantemos en la importante energía de Virgo?
Desde el corazón.
Joanna


.

20.8.11

La Intuición


 


           La intuición o el Amor como nexo de unión


Para la estructura de los 7 planos, (7: físico-eterico, 6: astral-emocional, 5: mental inferior-superior, 4: Búdico-razón pura, 3: Espiritual – inteligencia, 2: Monádico – amor, 1: Ádico – voluntad); la intuición reside en el plano 4 o Búdico, justo el intermedio entres los trés planos superiores y los tres inferiores.

Si hacemos una analogia con los rayos cósmicos afines pares (linea de amor), podriamos decir que el 4 rayo une a través de la Armonia y la Creatividad, el Amor Sabidura del 2 rayo con el Sentimiento Sensibilidad del 6 rayo.

Relacionando estos conceptos a los 7 “nudos” del hombre, seria decir que el chakra corazón une a través del amor magnetico o principio Crístico, el centro ajna o agente de la expresión del Alma con el plexo solar o cuerpo de deseos y sentimientos. 


 


Dicho de otra forma, cuando la Necesidad está espoleada por el Amor Incluyente se activa el plano Intuicional en el hombre, y esta nueva razón pura o armonía debe ser reflexionada en el Corazón. De ahí que muy a menudo asociemos la intuición a “tener una corazonada”, y que la frase “pensar con el corazón” sea la clave para comprender la función del 4º plano Budico o plano intermedio.

Cuando una idea o pensamiento no tiene la capacidad de incluir y ser flexible en sus propuestas, es una idea excesivamente fria (mental) y de poca intención Amorosa, así pues su capacidad para activar el corazón es nula, y su capacidad para activar el plexo solar de su creador es debido a que en el existe una fuerte ambición o deseo personal. 
 
Por tanto es prerrogativa para poder pensar con el corazón, tener una mente adecuadamente desarrollada, y esto se obtiene en el proceso de transmutar el deseo en Amor a través precisamente de la mente. En este proceso ella (la mente) esta obligada a ser honesta, y así enriquecerse para poderse mezclar con el Amor.

El Alma con Su silencio o “presencia” da claridad (receptividad) al cuerpo mental, serenidad al cuerpo emocional, y pureza al cuerpo fisico. Ella al hacer esto, está preparando al cuerpo causal (su propio cuerpo), para que tenga una percepción real del plano Búdico y así poder unir el corazón y la mente del hombre en una acción física objetiva: servicio.

Si entendemos que el plano intuicional es justo el que está en medio, podemos deducir que la intuición es aquel lugar donde la Voluntad de Dios se une a la voluntad del hombre y el acceso a este plano solo es posible a través de una actitud de Amor auto-consciente.






3 frases clave para comprender la intuición extraidas del libro “Espejismo” de Alice Bailey*:

  • reconocer internamente, por propia experiencia y no en teoría, que somos parte de la gran Vida del mundo”.
  • hacer contacto real con el interior de cada forma, estableciendo una relación esencial, quedando relegado a segundo termino el sentido de superioridad y separatividad”.
  • la captación sintéctica y incluyente de la vida y necesidades de todo los seres”

*para mas información acudir a la definició de intuición que nos ofrece DK en las primeras páginas de dicho libro







El luchaba en su mente por encontrar un razonamiento que diera fin a sus inquietudes internas, pero este no llegaba nunca. Así un dia, cuando estaba paseando tranquilo a “la luz de un hermoso jardin”, tuvo una espontánea revelación … desde ese momento el supo en su corazón que aquella certeza era la solución de todos sus “dolores de cabeza”.

De allí en adelante sus pasos nunca fueron frios y pesados, sino mas bien ligeros y comprensivos.



David C. M.

10.8.11

Leo: el pequeño yo y el Yo Superior

Por Ricardo Georgini


 El trabajo de Hércules relacionado al signo de Leo es la muerte del León de Nemea. Quinto signo del Zodíaco, Leo estimula en los seres humanos la autoconciencia y la autorregencia. Este trabajo representa el descubrimiento de un yo más profundo y el ejercicio de conducirse en la vida a partir de este centro.
Un monstruo terrible, un león enorme y de piel impenetrable por cualquier arma, asolaba la región de Nemea. Sus habitantes estaban atemorizados y no podían vivir y desarrollarse normalmente. Hércules recibió la tarea de eliminar a la fiera. Cuando encontró al león, le disparó flechas, que rebotaban en su piel y caían al suelo. El león se fue aproximando al héroe, rugiendo de modo amedrentador, pero Hércules gritó con igual fuerza, con lo que la fiera se dio a la fuga.
Hércules persiguió al león hasta su guarida, que era una caverna con dos aberturas. El héroe entró por una y atravesó la caverna oscura hasta salir por la abertura del otro lado, sin encontrar a la fiera. El león había salido por la segunda abertura y vuelto a entrar por la primera. Entonces Hércules reunió algunas ramas y bloqueó una entrada, entró por la otra y también la bloqueó. Así, en la oscuridad de la caverna, se enfrentó solo y desarmado al monstruo. Agarró al león por el pescuezo, apretándolo hasta que muriese ahogado. Después usó la garra del propio león para cortar y quitarle la piel, con la que pasó a vestirse.
El león es llamado el rey de la selva y representa el regente interior de cada ser humano: nuestro yo. El yo es como el Sol; es la fuente de luz y conciencia y el centro de nuestra vida psicológica. Una de las principales tareas evolutivas de todo ser humano es desarrollar la autoconciencia, y eso es lo que todos estamos haciendo, lo percibiamos o no, a través de todo lo que buscamos y realizamos en el mundo. Cuando hay autoconciencia, el yo puede actuar como el regente interno, armonizando pensamietnos, sentimientos, deseos, palabras y acciones, y produciendo una vida de suceso.
Los que aspiran a hollar el sendero espiritual deben estar bien encaminados en el desarrollo de la autoconciencia. No existe la espiritualidad genuina sin autoconciencia. Sin embargo, el largo y arduo trabajo de desarrollar la autoconciencia y fortalecer el yo se hace a través del autocentramiento y el autointerés, y muchas veces lleva a un egoísmo exacerbado, ambición desmedida, orgullo exagerado y vanidad excesiva. Es esa condición la que el león monstruoso del mito representa.
Por detrás del yo que conocemos, existe lo que podríamos llamar un yo más profundo: el Yo Superior, nuestra esencia espiritual. El pequeño yo está caracterizado por un sentido de aislamiento y separación, mas el Yo Superior sabe que es uno con todos y con todo. En el mito, Hércules representa ese Yo Superior, buscando eliminar los excesos del pequeño yo.
El león era invulnerable a cualquier arma, lo que significa que ningún artificio mental, teoría, creencia o técnica podrá solucionar la exacerbación del yo. Las dos entradas de la caverna representan los pensamientos y los sentimientos, y mientras estemos involucrados con ellos, el pequeño yo seguirá engañándonos y jugando con nosotros.
La solución encontrada por Hércules fue la de sofocar al león, impidiéndole respirar el aire que le daba vida. El aire que vivifica al pequeño yo es nuestro interés en nosotros mismos. Así, sofocar el león significa dejar de dar tanta importancia y prestar tanta atención al pequeño yo, con sus defectos y cualidades. La exacerbación del yo es causada por el autointerés y no podrá ser corregida por la preocupación por el autoperfeccionamiento. La solución es el auto-olvido.
Ricardo A. Georgini
ricardogeorgini@yahoo.com.br

25.7.11

Acuario - Nuevos tiempos







                          Nuevos Tiempos (la entrante era de Acuario)


Hace ya mucho tiempo que se está hablando y reflexionando sobre la llegada de la Nueva Era de Acuario, hay todo tipo de “especulaciones” y de premoniciones que dan ha entender que estamos en pleno proceso de tan ansiada llegada.

Por otro lado astrólogicamente es un proceso lento, como corresponde a la entrada de una nueva era de 2500 años; pero hay que remarcar que actualmente hay un cambio importante de signo de los llamados 3 planetas interpersonales, los cuales afectan al Alma de la gente sensible y a los pasos evolutivos que la raza humana debe enfrentar.

De forma muy sintetizada podriamos decir que las 3 influencias son las siguientes:

  • Plutón en Capriconrnio: Transformación y drenaje de todo tipo de proceso Kármico. Purificación para afrontar nuevas situaciones. Lo inservible o cristalizado debe “morir” para dar paso a la novedad.
  • Urano en Aries es un paso que nos habla de esta novedad. Urano es el regente jerárquico de Aries, el signo de la ideeas, del primer impulso que nos hace avanzar, siendo pues la entrada de Urano en este signo el simbolo del principio de un nuevo ciclo o de la llegada de nuevas y poderosas actitudes de Vida.
  • Neptuno en Piscis: Esta “hermosa” influencia da a entender que la humanidad deberá pasar por nuevos procesos en los cuales se adquirirá una nueva sensibilidad. Para decirlo de forma escueta habremos de aprender a diferenciar entre sensiblería y auténtica sensibilidad psíquica. La emoción es una fuerza inestimable para el hombre, siempre y cuando esté relacionada con una necesidad real y no un deseo egoista.

Estas nuevas propuestas energeticas, si la humanidad es capaz de comprenderlas adecuadamente, serán la base firme que, llevarán al Hombre-Mujer al cambio gradual de la cuarta dimensión (astral) a la quinta (mental).
Este cambio es un proceso natural que la raza humana debe dar, ya que es obligación evolutiva aprender a “sentir” y servir con las grandes posibilidades del quinto principio mental (raza aria), e ir dejando en un segundo lugar las fuerzas mas emocionales-astrales del cuarto.



Las preguntas que nos podemos hacer al respecto, en relación a lo que se dice que va a suceder o que està sucediendo en la actualidad, son muchas:
¿para cuando es la llegada de la Jerarquia y el Cristo a la Tierra?, ¿realmente estamos preparados para ello?, ¿que rol deben jugar los paises?, ¿como la humanidad puede utilizar el dinero de forma mas adecuada?, ¿es correcta la interpretación que hacemos del calendario Maya?, ¿hasta que punto son reales todas las noticias que hablan de grandes catastrofes venidas desde el mar como simbolo de purificación?, ¿que grado de influencia tiene la actitud del hombre sobre los acontecimientos que están ocurriendo o dicen que ocurrirán?, ¿es verdad que dentro del proceso hay una dualidad, la de las Almas que lo comprenden y las que no?, ¿que pasará con estas ultimas? …

En fin, como veis los interrogantes pueden ser muchos, pero hay que entender que cuando los procesos involucran a todo el planeta tierra, el Ser individual es incapaz de abarcar su comprensión y por tanto la mejor actitud que podemos adoptar es saber morar en todo momento en el silencio del corazón, lugar que nos ofrece siempre el primer paso o intuición a dar para poder pensar con claridad, y así estar en armonia con nuestro entorno y con nuestro interior.


Ya para acabar y siguiendo la tónica de los ultimos articulos, os mostramos un claro comentario hecho por el Maestro Tibetano alrededor del año 1940, y que pensamos tiene una gran vigencia en la actualidad:

El llamado para salvar al mundo ha sido emitido y actualmente se están reuniendo discípulos en todo el mundo. No es una reunión en el plano físico, sino un profundo acontecimiento subjetivo. Cada uno de los Maestros emite el llamado y muchos discípulos probacionistas, aunque estén en los puntos más lejanos, en la periferia de la influencia del Maestro, responden ansiosamente; sus móviles por lo general son confusos y su respuesta con frecuencia está energetizada por el deseo de progreso y engrandecimiento personales. En este momento particular complican grandemente el llamado a servir, pero sus distorsiones traen el cumplimiento de la profecía de El Nuevo Testamento de que (al final de la era) habrá mucha deformación de la verdad, referente a la difusión de la conciencia crística y al retorno del Cristo o "Segundo Advenimiento".






Como dice el Cristo sobre Su venida en Mateo capitulos 24-25:

Estad atentos, pues no sabeis ni el dia ni la hora en que el Hijo del Hombre ha de venir”





14.7.11

Saturno, la Oportunidad,






Saturno,  la Oportunidad

Siguiendo la linea de procurar dar una definición clara sobre los puntos clave de una carta astral, en está ocasión ofrecemos la que consideramos una de las definiciones mas comprensibles dada por el Maestro Tibetano a Alice Bailey sobre la función de Saturno.

Hay que tener en cuenta que para que un ser humano interprete la dificultad como una oportunidad, antes este ser, debe iniciar el Camino de retorno al Padre. Este Camino empieza cuando el hombre comienza a estar hastiado del afan de acometer acciones en busca de “algo”, y poco a poco y con esfuerzo aprende la capacidad de transmutar la intensidad de una acción en una virtud, que muestra el color del Alma y su capacidad de servicio.
No es tanto acometer una acción por un impulso “ciego”, sino mas bien por la sensibilidad (conciencia) que obtenemos al comprender y aceptar al otro.



Definición, extraida del libro Astrologia Esotérica:

“La siguiente declaración que quisiera hacer, es que las energías del zodíaco, del planeta y del sistema, actúan como fuerzas obstaculizadoras o estimulantes, según el tipo de vehículo o cuerpo sobre el cual actúan. La natu­raleza de estos vehículos y su capacidad para atraer, responder, rechazar, absorber y trasmutar, dependen totalmente del grado de evolución obtenido y también de la condición general plane­taria y sicológica en que se encuentra la familia humana en determinado momento. La comprensión de estos efec­tos obstaculizadores o estimulantes, puede ser fácilmente lograda por quienes son capaces de captar la naturaleza de las actividades del planeta Saturno, el cual condiciona principalmente el grado de evolución, donde es posible hacer una elección definida y aceptar o rechazar conscientemente la oportunidad, y también donde la responsabilidad personal llega a ser un hecho reconocido en una vida planeada y ordenada. Este punto del proceso evolu­tivo humano está descrito en El Antiguo Comentario con frases simbólicas:
“En medio de las arremolinantes fuerzas permanezco confuso. No las conozco, pues durante todo mi pasado me impulsaron de aquí para allá en el lugar donde actuaba ciego e inconsciente. Me impelieron de un lugar a otro, de un punto a otro, de arriba abajo de esta tierra, y no hallé lugar donde reposar.
“Ahora las conozco y aquí permanezco y no me moverá hasta conocer la Ley que rige este ir y venir en la Tierra. Puedo girar y volver mi rostro hacia los distintos caminos, enfrentar amplios horizontes y sin embargo todavía permanezco
“Yo mismo determinaré el camino a seguir. Entonces avanzaré. No viajaré de aquí para allá en la Tierra ni giraré en el espacio. Pero avanzaré.”



Una vez asimilada su lectura, es interesante observar en que casa de nuestro horoscopo está situado nuestro Saturno Natal, y ver en ella, el lugar donde esta dificultad o oportundidad tienen tendencia a manifestarse en el mundo exterior.



Hace ya tiempo le preguntaron a un Hombre Sabio:

  • Maestro, ¿que cree usted que es el pecado?

Y El respondio:

  • Uhmm …, el pecado es repetirse.



                                                                                                                                  

10.7.11

Cancer: conciéncia intuitiva

  

                               

Cancer: conciéncia intuitiva

El trabajo de Hércules ligado al signo de Cancer es la captura de la cierva de Cerineia. Cancer está relacionado con nuestras raices en la vida, como el cuerpo, la casa y la família. Este trabajo representa el proceso de hechar raices en lo alto, en el mundo espiritual, para eventualmente dar frutos en lo bajo, el mundo material. El arbol invertido con las raices en los cielos y los frutos en la tierra, es un simbolo del modo de vida espiritual, y este arbol comienza a germinar por el cultivo de la conciéncia intuitiva.


En el Monte Cerineu, vivía una cierva con los cuernos de oro y los cascos de plata. Diana, una diosa cazadora, afirmava que la cierva era suya. Ella cuidaba al animal hasta entonces, y ella le era util. Pero la hermosa cierva también pertenecía al dios-sol Apolo, y Hércules debía llevarla para el templo de dios. Hércules pasó un año entero de un lugar al otro persiguiendo a la cierva, pues ella era muy esquiva, y Diana aún intervenía sutilmente cada vez que él estaba próximo a capturarla. Finalmente, cuando la cierva cansada por la interminable fuga, descansava en los margenes de un lago tranquilo, Hércules se aproximó suavemente y lanzó una flecha que hirió su talón. Así el consiguió capturarla, la colocó sobre sus hombros, junto a su corazón, y la condujo al templo.


La cierva es un animal de constitución delicada; con los cascos de plata y los cuernos de oro del mito, ella representa la conciéncia. La cierva era muy esquiva, y es muy dificil de entender o explicar lo que exactamente es la conciéncia. Pero tal vez baste con decir que la conciéncia es la gran dádiva (don) del ser humano y es aquello que hace de el lo que el es. Ella te permite conocer, aprender, discernir, reflexionar, comprender, escoger. Y es un tremendo desafío hacer todo eso verdaderamente, conscientemente, y no de manera mecánica y superficial.


Diana y Apolo representan dos facetas de la conciéncia. Ellos son hermanos gemelos. Diana era associada a la luna, y la diosa cazadora representa la conciéncia intelectual, siempre en busca de algo. Apolo era el dios-sol, y representa la conciéncia intuitiva, que produce claridad o iluminación. Portanto, llevar la cierva para el templo de Apolo significa cultivar la conciéncia intuitiva, o sea, crear condiciones y oportunidades para que la intución comience a despertar.


Es importante no confundir la intuición con el presentimiento o prevision. La intuición es simplemente la capacidad de la conciéncia de reconocer una verdad. El intelecto apenas analiza si un pensamiento es coherente o no; la intución es la que puede indicar si este pensamiento expresa o no una verdad. Es por el reconocimiento intuitivo, por ejemplo, que una persona aprende los principios éticos y valores universales. Naturalmente, intelecto y intuición deben ir de la mano. La intuición revela las ideas superiores, y es trabajo del intelecto interpretarlas y explicarlas correctamente.


Y ¿como podemos cultivar la conciéncia intuitiva? El mito sugiere: Es preciso mucha perseverancia, pues el proceso es lento (el trabajo llevo un año entero); tenemos que estar atentos a las “artimañas y retrueques” del intelecto (Diana interfería a Hércules); debe haber estabilidad emocional ( un lago tranquilo); y debemos ayudar al proceso usando la flecha del pensamiento claro y certero.


A medida que la conciéncia intuitiva se desarrolla, podemos aprender a reconocer lo que es aprendizaje espiritual genuino y lo que no lo es; podemos aprender a apoyarnos en principios y valores espirituales; podemos descubrir el mundo de las ideas universales como nuestro verdadero faro y puerto seguro; podemos descubrir a la humanidad toda como nuestra familia espiritual, y encontrar en cada ser humano a un auténtico hermano.

Ricardo A. Georgini
ricardogeorgini@yahoo.com.br

5.6.11

Géminis: la sabiduría del servicio

Por Ricardo Georgini


El trabajo de Hércules relacionado al signo de Géminis es la obtención de las manzanas de oro de las Hespérides. Es un trabajo muy largo, lleno de un rico simbolismo, representando el desafío de traer las elevadas ideas y aspiraciones para la vida práctica, así manifestando así sabiduría.
En el mito, las Hespérides eran tres ninfas que habitaban un jardín secreto, donde crecía un árbol que daba frutos de oro. Hércules recibió la tarea de conseguir tales frutos, pero nadie sabía dónde quedaba el jardín. El héroe inició su búsqueda yendo para el norte, en busca de la ayuda del sabio Nereo. Se encontró muchas veces a Nereo sin reconocerlo, así como tampoco reconoció las pistas que el sabio sutilmente le proporcionó. Luego, Hércules se dirigió al sur y se enfrentó con la serpiente Anteo, invencible cuando estaba en contacto con la tierra. El héroe tuvo que levantarla en vilo y estrangularla en lo alto para alcanzar la victoria y poder proseguir. Entonces fue para el oeste y conoció a Busiris, que afirmaba ser el único portador de la verdad. Hércules le creyó y se convirtió en su seguidor, olvidándose de su búsqueda y perdiendo mucho tiempo. Finalmente recordó y comprendió las palabras de Nereo: “la verdad está dentro de tí”. Así se liberó y retomó la búsqueda de las manzanas de oro.
En seguida, Hércules encontró a Prometeo encadenado a una roca, con buitres comiéndole el hígado. Y de nuevo se olvidó de su búsqueda, pero esta vez para ayudar a alguien que necesitaba socorro. Ahuyentó a los buitres, liberó a Prometeo y cuidó de sus heridas. Y he aquí que Prometeo le indicó la dirección en que debía buscar el jardín. Para el este, por lo tanto, se dirigió Hércules, pero cuando finalmente halló el árbol, vio a Atlas allí próximo, sosteniendo el peso del mundo sobre sus hombros. Y una vez más, Hércules se olvidó de su objeto de deseo y fue a auxiliar a Atlas en su tremenda tarea. Transfirió el peso de los hombros de Atlas a los suyos. Liberado, Atlas y también las Hespérides trajeron las manzanas de oro para Hércules, y así el trabajo fue realizado.
El oro representa el alma, así como la plata representa la personalidad. Un fruto de plata simbolizaría el conocimeinto mental; las manzanas de oro del mito simbolizan la sabiduría espiritual. El fruto es la última cosa producida por el árbol, como resultado de todas las etapas anteriores de su ciclo vital. La sabiduría, semejantemente, debe ser producida por el propio individuo, aprendiendo con sus experiencias en la vida. Sin embargo, el árbol no puede producir el fruto para sí mismo, sino para el mundo. La sabiduría también: existe para ser compartida.
En su búsqueda de la sabiduría, Hércules comienza por el norte, símbolo de su interioridad o subjetividad. El sabio Nereo representa el alma de cada individuo, que le proporciona muchas directrices sutilmente, muchas veces sin que éste las reconozca como tales. En el sur (el mundo externo y concreto), Hércules se enfrenta con la serpiente de los poderes psíquicos y dones espirituales de todo tipo, que atrapan cuando se enfatiza en la apariencia (la tierra o el suelo), en vez de en el significado. En el oeste (el contacto con los otros), Hércules se permitió creer que sólo por formar parte de cierto grupo y seguir cierta autoridad (Busiris) estaría más próximo a la sabiduría.
Pero la única y verdadera autoridad es la sabia voz de la propia conciencia dentro de cada individuo.
Gradualmente, a través de intento y errores, el individuo comprende que nadie puede darle la sabiduría, sino que ella va a florecer en su interior a medida que él procure aliviar el sufrimiento de la humanidad (Prometeo) y cooperar con el trabajo de los Instructores de la humanidad (Atlas). Cuando estamos empeñados en servir, la sabiduría viene como una consecuencia natural. 
Ricardo A. Georgini
ricardogeorgini@yahoo.com.br

27.5.11

Urano








URANO EN TRANSITO EN NUESTRAS VIDAS

Posiblemente “estar bien y sentirnos vivos” podría ser más de lo que esperamos si Urano, de acuerdo a nuestro destino y libre albedrío, forma aspectos importantes con Planetas natales.
Su destellante vibración y su libertadora fuerza se nota en nuestras vidas, aún si no ese el caso. Simplemente al cambiar en su propio tránsito en el firmamento por Signo lo notaremos con más o menos intensidad, según sea la importancia de la Casa en el Tema natal. Más aún si en esa Casa está situado cualquiera de nuestros Planetas.
Desde la entrada de Urano en Aries, en su comienzo de ciclo que sucede aproximadamente cada 84 años observamos cambios inesperados en el Planeta. Estallidos de libertad que llevan a la masa a involucrarse en riesgos y compromisos más importantes que el valor de la propia vida en su individualidad, enfrentamientos al todo poderoso poder de dictadores y todo ello, ayudado por medios infinitamente ligados a algunos de los significados de Urano como es Internet o la comunicación por móviles.
Primero el sufrimiento, la humillación, las máximas carencias en los derechos humanos acrisolan y galvanizan a millones de seres. Suele ser el sufrimiento precisamente el que hace avanzar en la lucha de esos derechos al ser humano, llegando al sacrificio de si mismo por los demás en conjunto. En una forma que aparentemente no tiene relación con la espiritualidad, el uno llega al Todo.
Observamos con asombro –lo seguimos haciendo-, el impacto en estructuras tanto políticas como religiosas, ha comenzado a hacer tambalear Plutón desde su entrada en Capricornio y Neptuno acaba de entrar en Piscis.
Los Dioses del Cambio, esas Vidas increíbles, Mensajeros Divinos, comienzan a marcar el tono, el color y el sentido adecuado a una nueva humanidad que puede manejar la intensa herramienta del Discernimiento.
Comunicación, pensamiento y el poder de la palabra unido a la Buena Voluntad cada vez más fuerte, a pesar del caos reinante…todo ello tiene relación directa con Urano y su agente Mercurio.
Urano es el símbolo de la energía cósmica de la mente-espíritu, representa los estados más puros de ideación abstracta y libre de cadenas, que existe primero en una idea no manifiesta que aguarda para ser extraída de Éter, en el momento oportuno.
Urano refleja en alguna forma la mente divina y el mundo no terrenal de las ideas arquetípicas.
En sucesivos mensajes, iremos observando como podemos vivir en forma lo más útil posible para el propósito que cada uno de nosotros como almas hemos aceptado en este ciclo, ya que en forma inevitable la energía uraniana nos moverá o por el contrario nos quebrará. Tenemos herramientas para que esto último no suceda y una de ellas, entre muchas, es la Astrología.
Desde el corazón siempre.
Joanna